Jump to content
Novità
Cristiano Porqueddu

Biblioteca Carlevaro sul Forum Italiano di Chitarra Classica

Recommended Posts

Biblioteca-Abel-Carlevaro.jpg

Sono lieto di comunicare che @Alfredo Escande, curatore della Biblioteca Abel Carlevaro, ha consentito la pubblicazione dell'intero archivio in formato PDF della stessa biblioteca nella sezione Download del Forum Italiano di Chitarra Classica. Mi occuperò personalmente della collocazione dei file nell'apposita sezione (raggiungibile anche dal menù principale "Altri Servizi") e della traduzione in italiano delle singole descrizioni.  Il caricamento avverrà a blocchi di 5-10 file per volta.

Ringrazio pubblicamente Alfredo Escande per la disponibilità e seppur indirettamente la Signora Vani Leal de Carlevaro, vedova del celebre Maestro.

L'autorizzazione all'uso dei documenti di Vani Leal de Carlevaro

La presente Biblioteca Abel Carlevaro es uno de los frutos de casi setenta años de trabajo profesional y artístico del gran maestro uruguayo que fuera mi esposo, material éste que se suma ahora a toda la obra que él dejó publicada y grabada, así como a los resultados de su intensa labor artística y pedagógica a lo largo y ancho del mundo. Es mi deseo que todo este material, que se guardaba en los archivos personales del Mtro. Carlevaro y que con mi expresa autorización ha sido organizado y presentado digitalmente por su discípulo y colaborador Alfredo Escande, pueda quedar ahora al libre alcance de todos los guitarristas, estudiantes, investigadores y público en general. De este modo ?estoy convencida? esta Biblioteca será un nuevo aporte para que las enseñanzas de Abel Carlevaro sigan iluminando el camino de todos aquellos que las necesiten y sepan apreciarlas.

Vani Leal de Carlevaro
22 de febrero de 2019

Il contenuto della Biblioteca Abel Carlevaro
- a cura di Alfredo Escande

El material que integra esta Biblioteca Abel Carlevaro proviene, fundamentalmente, del archivo personal del Maestro que me fuera generosamente cedido a estos efectos por la Sra. Vani Leal de Carlevaro, su viuda. Ese enorme conjunto de papeles de distintas edades (los hay que provienen de finales de la década de 1920 y principios de la de 1930, y llegan hasta algunas anotaciones del año 2001, el de su fallecimiento) y conteniendo obras de los más variados niveles de dificultad, abarca desde manuscritos del propio Maestro, de su tío y primer guía musical Héctor R. Carlevaro y también de su padre Juan Carlos, hasta sus trabajos de edición, arreglo y digitación realizados sobre música impresa, para su propio uso personal y también para sus discípulos. Se incluyen también algunos manuscritos de otros autores con los que Carlevaro trabajó en cercanía (José Tomás Mujica, M. Camargo Guarnieri, Maurice Ohana, Heitor Villa-Lobos), así como otros realizados por discípulos suyos pasando en limpio los arreglos y digitaciones que él hacía para ellos. En el caso de las obras del propio Carlevaro que fueron publicadas, decidí incluir solamente copia de aquellas en las que él introdujo anotaciones de interpretación o cambios realizados con posterioridad a la publicación. Todo ese material que integraba su archivo fue relevado, escaneado y procesado en dos grandes períodos: el primer semestre de 2011 y enero-marzo de 2019.

Además de lo que se guardaba en el archivo personal de Abel Carlevaro, he decidido complementar esta Biblioteca —cuando lo consideré relevante— con piezas provenientes de mi propio archivo (conformado, a su vez, por tres tipos de materiales: las obras que directamente el Maestro arreglaba o digitaba para mí en clases privadas, otras cuyas copias él mismo me iba entregando durante los veintisiete años ininterrumpidos que trabajé con él, y otras que me facilitaron, para que las copiara, varios colegas y amigos que también fueron sus discípulos). Cabe aclarar que no incluyo en esta Biblioteca aquellas piezas impresas —del propio Carlevaro o de otros autores— en las que no aparezca alguna propuesta del Maestro, sea de digitación o de escritura musical, sea de su propia mano o indicada a alguno de sus alumnos, salvo alguna que otra excepción debida a la importancia histórica de una dedicatoria u otra razón de similar peso. A medida que las distintas piezas de esta Biblioteca estén alojadas en la red para ser puestas a disposición del público, cada una de ellas tendrá el enlace correspondiente para que el interesado pueda obtenerla.

Iré tratando de contextualizar, en la medida de lo posible, todas las piezas aquí presentadas, indicando su procedencia, autoría del manuscrito, destino del arreglo, fecha aproximada del mismo, y también —cuando se trate de una obra que Carlevaro tocó en público— el período en que integró su repertorio. También iré agregando otros detalles de información cuando lo considere necesario.

Creo que es imperioso aclarar, para aquellos que no hayan tenido contacto directo con el Maestro Carlevaro ni con su forma de trabajar, cuáles eran los criterios fundamentales que guiaban sus decisiones en cuanto a la edición y digitación de las obras musicales. Los números fríos no permiten adivinar esos criterios, la razón de sus opciones por una u otra cuerda, por uno u otro dedo. Demás está decir —me atrevo a agregar— que resultaría muy difícil comprender esas decisiones, o aplicarlas directamente sobre la guitarra, para quien no esté profundamente interiorizado de todo el sustrato teórico y técnico que implica la llamada "Escuela de la guitarra" que desarrolló Carlevaro, que aplicó en su propio accionar artístico, y que enseñó a todo aquel que quisiera conocerla. No es este el lugar para explicarla ni exponerla en detalle, pero sí debe tenerse en cuenta, al evaluar sus criterios de digitación, que para Carlevaro las calidades del sonido (timbre, matices dinámicos o de color), los detalles agógicos, la conducción de voces simultáneas, el aprovechamiento de las cualidades orquestales de la guitarra, provenían de sutiles combinaciones en la acción de ambas manos; debe saberse que utilizando los recursos por él desarrollados es posible mantener un mismo timbre pese a cambiar de cuerda, o cambiar de color en una misma cuerda y en el mismo punto de acción de la mano derecha, y que también es posible obtener diferentes timbres simultáneos con una misma ubicación de dicha mano, además —por supuesto— de que él seguía considerando válidos varios de los recursos habituales (mayor o menor cercanía del puente, cambios de cuerda, etc.) que ya aplicaban y siguen aplicando los guitarristas formados según las escuelas tradicionales.

Es la suma de todos esos recursos técnicos que Carlevaro aplicó por primera vez (al menos en forma conjunta y estructurada) lo que lo llevaba a realizar tantos cambios en —por ejemplo— las digitaciones propuestas por otros autores. Quizás el caso paradigmático sea el de Segovia, con quien él estudió durante casi una década en Montevideo. Es sabido cómo reaccionaba don Andrés ante los guitarristas que osaban presentarle cambios a las digitaciones por él publicadas. Sin embargo, le toleraba eso a Carlevaro y aún más: durante aquellos años de permanencia en Montevideo llegó a encargarle la digitación de algunas de las obras que recibía a través del correo (como fue el caso de alguna de Castelnuovo-Tedesco, según relatos del propio guitarrista uruguayo). Podría afirmar que el ejemplo más resaltable de esa "tolerancia" sea el hecho que relato a continuación. Carlevaro tocaba las "Variaciones sobre Folías de España y Fuga" de Manuel Ponce desde finales de la década de 1930 con su propia digitación, escrita sobre la edición de Segovia. Cuando el joven Abel dio el que Segovia consideraba como su concierto consagratorio, en noviembre de 1942 en el Estudio Auditorio del SODRE, no sólo el gran maestro español lo presentó públicamente a través de entrevistas, notas en los diarios y un muy especial texto firmado de su puño y letra en el programa de mano, sino que estructuró él mismo, para su discípulo, el repertorio del recital. Y colocó en el lugar central la mencionada obra de Ponce, que Carlevaro había digitado e interpretaba de un modo tan personal y propio.

Pero, más allá de lo anecdótico, creo que las propuestas editoriales realizadas por Abel Carlevaro sobre las publicaciones de otros autores (fueran simplemente de digitación o también señalables cambios en el texto musical como en el caso de la Sonata de Antonio José, o las obras de Ponce, o tantos otros ejemplos incluidos en el contenido de esta Biblioteca) están fundadas no sólo en su particular enfoque de la ejecución guitarrística, amparado por su muy larga y tan exitosa carrera internacional como intérprete y como docente, sino que también gozan de la autoridad que le confiere su reconocida condición de compositor sólidamente formado en todas las disciplinas de la música. Son todas estas consideraciones las que motivan la inclusión de tan conocidas partituras en esta Biblioteca, a modo de invitación para que los interesados puedan observar y eventualmente tener en cuenta esas muestras del pensamiento musical de Abel Carlevaro.

Resta decir que no considero cerrada esta recopilación, y que muy probablemente sigan apareciendo materiales que puedan ser incorporados a ella. Es posible que más de un discípulo de Carlevaro guarde arreglos diferentes a los aquí presentados (no hacía dos iguales, y permanentemente estaba cuestionando, revisando y muchas veces modificando lo que ya había hecho), y tenga también la generosidad de contribuir con ellos a esta Biblioteca. Serán muy bienvenidos. Entretanto yo seguiré hurgando entre muchísimos papeles que todavía esperan. De todos modos, esta primera etapa culmina ahora con la puesta al alcance del público del voluminoso conjunto de piezas musicales que enumeraré a continuación.

Es con gran placer, y con un enorme agradecimiento al Maestro Carlevaro por todo lo que nos enseñó sobre la guitarra y la música, por el inmenso legado que nos dejó, y a Vani Leal de Carlevaro por la generosidad con que ha puesto todo este material a la libre disposición de quien esté interesado en conocerlo, que he preparado esta Biblioteca y paso ahora a detallar su contenido. Estoy convencido, a partir de la generosidad con que Abel Carlevaro transmitió siempre su conocimiento, de que él hubiera estado plenamente de acuerdo con esta iniciativa.

  • Like 1
  • Thanks 1

Share this post


Link to post
Share on other sites

Me siento muy complacido por el hecho de que la Biblioteca Abel Carlevaro esté siendo replicada por el Forum Italiano di Chitarra Classica para beneficio de sus tan numerosos usuarios. Este remarcable acontecimiento cultural es fruto del trabajo generoso, eficiente y muy profesional de @Cristiano Porqueddu, a quien agradezco profundamente por la iniciativa que ha permitido ampliar el alcance de la biblioteca, y felicito por la eminente calidad de su desinteresada tarea.

Alfredo Escande

  • Like 2

Share this post


Link to post
Share on other sites

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Reply to this topic...

×   Pasted as rich text.   Paste as plain text instead

  Only 75 emoji are allowed.

×   Your link has been automatically embedded.   Display as a link instead

×   Your previous content has been restored.   Clear editor

×   You cannot paste images directly. Upload or insert images from URL.


×
×
  • Create New...

Important Information

By using this site, you agree to our Terms of Use.